Nuestra Cocina

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se encuentra situado al norte de la provincia de Huelva.


Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, en la actualidad es una preciosa zona boscosa donde predominan los encinares, castañales y alcornocales y como no, las huertas que con tanto trabajo y esfuerzo nos brindan la posibilidad de los mejores y más naturales productos.


De forma particular, asemejaríamos nuestra cocina a la Mediterránea en cuanto a la utilización de productos similares. Así de la costa, nuestros pescados son de una calidad inigualable, ya que la frialdad de las aguas del Atlántico endurecen y aprietan las carnes de los productos del mar, las gambas blancas de Huelva, los lenguados, las coquinas y otros muchos son paladares distintos para consumidores de otras zonas de tierra adentro.

 

De la parte del Andévalo, el cordero, el cabrito ó la ternera Retinta, especies autóctonas criadas en las mejores condiciones con unos pastos que les hacen un sabor diferentes.

 

La Denominación de Origen vinos y vinagres del Condado de Huelva ampara los mejores caldos que desde mucho tiempo atrás se vienen elaborando en esa zona, y que con sus licores y derivados como el Oloroso dulce de naranja, marcan el antes y el después de cada comida consumiéndolos moderadamente.

 

De la Campiña utilizamos los mejores aceites de oliva, reconocidos mundialmente que sin duda es la esencia de la dieta mediterránea capaz de mejorar y conservar cualquier alimento así como favorecer el mantenimiento de las buenas condiciones del sistema cardio-circulatorio y digestivo.

 

La Sierra es sin duda el corazón de nuestra cocina, con el jamón ibérico como bandera siempre amparado por la Denominación de Origen Jamón de Huelva el cerdo y sus derivados como la presa, la pluma ,el secreto , carrilleras y otras muchas partes transformadas en lomitos, lomos, paletas, chorizos, salchichón ò jamón hacen interminables nuestras visitas gastronómicas.

 

Por supuesto la riqueza de las huertas que nos abastecen temporalmente de cuanto con cariño se le pide, como en verano tomates, pepinos, patatas, calabacines, berenjenas, lechugas ó cualquier otro manjar vegetariano así como en invierno las alcachofas, coles, coliflores.

 

Y como no las reinas de nuestros bosques profundos… las setas... amanitas caesareas, ponderosas, cualquier variedad de boletus, cantarelus, morchelas ó dependiendo de la estación, suerte y climatología podamos encontrar, ya sean a la plancha, en arroz ó de infinitas maneras las podemos degustar.

 

 

Como no probar la salvaje serranía a través de los productos que nos ofrecen los ciervos, jabalíes, liebres, conejos ó perdices que corretean a sus anchas entre las bellotas de nuestros encinares y alcornocales con alguna guarnición dulce.

 

No podía faltar la tradición repostera de recetas ancestrales transmitidas de otras generaciones a base de castañas, bellotas, almendras, miel y otros transformados en potajes dulces, leche frita, melojas o cualquier otra dulzura de la sobremesa de cualquier comida que se precie, como no... acompañada de los ancestrales licores caseros a base de guindas, bellotas, orejones… etc..

 

Nuestra cocina es sana, fresca y natural, teniendo gran personalidad y calidad, manteniendo su tradición por generaciones con la mayor pureza y el buen hacer de nuestros cocineros y cocineras en un entorno privilegiado, todo ello lo avalamos y presumimos  con ser únicos en la zona en  poseer marcas de calidad certificada, algunas de ellas:


Marca Parque Natural de Andalucía - Restaurante Saludable de Aracena.
Galardón al Desarrollo Sostenible - Certificación Ecológica C A A E.
Calidad Turística Junta de Andalucía...


Además de varios platos galardonados en distintos concurso…

 


Todo para que nuestros clientes lo prueben…
Que lo aprovechen.